¡Llegó la temporada de ssserpientes!

September 12, 2022

 

Figura 1: Fotografía de www.herpsofnc.org. Culebra ratonera de Estados Unidos

Por Hannah Royal, Asociada de monitoreo y protección
Traducido por Laura Warman, Gerente de financiamiento
Traducciones de nombres de serpientes basada en Naturalista

Las serpientes provocan una amplia gama de sentimientos y emociones en los humanos y me imagino que, si está leyendo este artículo, el título le produjo sentimientos como intriga, ansiedad, emoción o una combinación de los tres. Ahora que se aproxima el otoño con clima más fresco, pero aun cálido, los animales silvestres van a empezar a salir y moverse más, por lo que será más fácil toparnos con serpientes cruzando senderos o caminos, calentándose en el sol, o en busca de alimento. Nuestro estado alberga 37 especies de serpientes, de las cuales solo seis son venenosas. En este articulo hablaré sobre algunas especies de serpientes del área de la Región del Triángulo de Carolina del Norte (los condados de Durham, Orange, Wake, Johnston, Chatham y Lee), donde trabaja Triangle Land Conservancy.

Si usted es una persona que pasa tiempo al aire libre, lo más probable es que en algún momento se haya encontrado con estas criaturas deslizadizas, aunque quizá no lo haya disfrutado. En el sureste de los Estados Unidos, las serpientes están arraigadas en nuestros tejidos naturales y culturales, que también están entrelazados. Hablar del sureste trae a la mente visiones de pantanos “infestados” de serpientes, serpientes de cascabel en los cañaverales, ceremonias religiosas con serpientes, redadas de serpientes de cascabel, imágenes de culebras en las ramas sobre los arroyos, mismas que cuelgan y caen en canoas, etc. Cuando menciono que me gustan las serpientes, la gente se apresura a decirme cuánto las detesta o el miedo que les causan. Las serpientes son verdaderamente “el coco” del bosque y estas impresiones y sentimientos se filtran incluso hasta a las personas que trabajan profesionalmente en la conservación (cabe notar que no voy a exponer a ninguno de mis compañeros de trabajo en este escrito).

Se han hecho estudios que intentan descubrir por qué los humanos le tenemos tanto miedo a las serpientes, ya sea por naturaleza o crianza. Entiendo de manera personal estos sentimientos negativos, ya que en mi familia es muy fuerte el odio a las serpientes. Yo compartí ese miedo- a pesar de nunca haber interactuado con serpiente alguna- hasta que me vi obligada a trabajar con ellas a los 26 años de edad. Mi miedo desapareció rápidamente durante estas interacciones y se transformó en una gran curiosidad y fascinación, al grado que quise seguir trabajando con ellas y dediqué mi proyecto de maestría a trabajar en su conservación. Si bien este no es un camino tan común, estoy convencida que los malentendidos tan comunes sobre las serpientes se pueden romper, permitiéndole una apreciación sobre algo que antes les era repulsivo a quienes estén dispuestos y abiertos a experimentar.

Cualquiera que sea el razonamiento detrás de sus sentimientos hacia las serpientes, la realidad es que son una parte intrínseca de Carolina del Norte y un componente vital de la biodiversidad tan rica de nuestro estado. En el ambiente juegan un papel importante tanto como depredador como presa. Ayudan a mantener el equilibrio en nuestros ecosistemas alimentándose de pequeños mamíferos como roedores, los cuales podrían llegar a causar grandes daños materiales y propagar enfermedades si sus poblaciones no tuvieran control. Las serpientes no son inmunes a los efectos negativos de la pérdida y degradación del hábitat. Algunas especies se adaptan fácilmente a los entornos dominados por los humanos, como las culebras ratoneras (rat snakes) y los cantiles o cabeza de cobre (copperheads), pero las poblaciones de otras especies, como la cascabel diamantina oriental (que habita la esquina sureste de N.C. y no se encuentra en el Triángulo) han disminuido de manera importante debido a las presiones del cambio de uso de la tierra y la persecución por parte de los humanos.

El pasar cualquier cantidad de tiempo al aire libre, ya sea en su jardín o en una reserva natural, conlleva la posibilidad real de encontrarse con una serpiente. Si esto le causa miedo o ansiedad, espero que la información de este artículo le ayude a sentirse empoderado y a cambiar esos sentimientos por otros más neutros o al menos con menos repulsión. Como dicen, “el conocimiento es poder” y en este caso, también significa un paseo por el bosque con menos angustia. Desde haber aprendido más sobre estos reptiles, mi mamá suele enviarme fotos de las serpientes que la visitan y ya no las mata. Recordemos que, desde el punto de vista de una serpiente, ellas son mucho más pequeñas que nosotros y lo que más quieren es que las ignoremos y las dejemos solas para vivir sus vidas en paz.

Las mordeduras de serpiente son poco comunes y las mordeduras de serpientes venenosas son aún más infrecuentes. Cuando llegan a suceder, las noticias sobre las mordidas corren y a menudo fomentan el miedo. Una gran proporción de las mordeduras de serpiente ocurre cuando alguien intenta matar o manipular una serpiente, porque morder es su única opción de defensa cuando se sienten amenazadas y no pueden huir. De acuerdo con un informe de la base de datos WONDER de la CDC, es más probable morir a causa de encuentros con perros, vacas, ciervos (sin contar accidentes automovilísticos), caballos, cerdos o insectos que pican/muerden, que a causa de la mordedura de una serpiente venenosa. En general, las muertes causadas por animales representan un porcentaje muy pequeño (menos del 0.008%) de las muertes anuales en los Estados Unidos. Subirse a un automóvil representa un riesgo mucho mayor que las posibilidades de tener un encuentro negativo con una serpiente venenosa. Cuando estemos afuera, el mejor consejo para evitar la posibilidad de una mordedura es siempre mirar donde pisamos y donde ponemos las manos.

Si le preocupa ver serpientes en su jardín, este es un excelente artículo (en inglés) de la Comisión de Recursos de Vida Silvestre de Carolina del Norte.

Tenemos la suerte de tener muchas especies de serpientes hermosas y fascinantes en Carolina del Norte. Algunas de las especies más comunes en nuestra área son la culebra ratonera (rat snake), culebra chirrionera (racer), culebra parda (brown snake), varias especies de culebras de agua (watersnake) que frecuentemente se confunden con los cantiles de agua (o bocas de algodón, cottonmouth), la serpiente de tierra (rough earthsnake), cantil norteño o cabeza de cobre (copperhead), y la culebra listonada del Este (Eastern garter snake).

Cantil o cabeza de cobre

Figura 2: Fotografía de www.herpsofnc.org. Cantil o cabeza de cobre

Los comentarios y preguntas más comunes sobre las serpientes generalmente son “¿es venenosa?” y “¿es una cabeza de cobre?” o “¿es una serpiente buena?”

Probablemente no. ¡Quizás! Siempre, si.

Si usted vive en las áreas urbanas de Raleigh-Durham-Chapel Hill, la serpiente venenosa a considerar es la cabeza de cobre o cantil norteño. Esta especie se encuentra en todo Carolina del Norte y puede habitar en casi cualquier tipo de área boscosa, sin importar si es natural o tiene construcciones humanas. Es fácil de identificar a estas serpientes por ser las únicas con un patrón en forma de reloj de arena dorado y marrón, también descrito como kisses de Hershey a lo largo de su cuerpo.

Si bien no es raro ver una cabeza de cobre, muchas de las fotos que he recibido de presuntos cantiles, de hecho no eran cantiles. Quiero resaltar que, si le preocupa la posibilidad de toparse con una de estas serpientes, entonces vale la pena familiarizarse con sus características. No es agradable pensar que cada serpiente con la que uno se encuentra es una cabeza de cobre, por lo que poder reconocerlas puede contribuir a sentir mucha más tranquilidad cuando estamos al aire libre. Personalmente, yo uso el sitio web Herps of NC con frecuencia, ya que es un gran sitio para informarse sobre las especies en nuestra área. Los museos de historia natural o ciencia que cuentan con animales vivos en cautiverio también son un excelente recurso para poder ver de cerca a las serpientes en un ambiente seguro y controlado.

(*Hay otras especies venenosas que viven en zonas rurales del norte del condado de Durham, y el Este del condado de Wake, como la cascabel de bandas (timber rattlesnake)y el cantil de agua, mocasín, o boca de algodón (cottonmouth), respectivamente. Vale la pena notar que la proporción de especies venenosas en los Estados Unidos, es mucho menor que en otros países como Australia o India).

Si nos encontramos con una serpiente negra, larga y esbelta, lo más probable es que sea una culebra ratonera o una chirrionera. Ninguna de las dos es venenosa y ambas especies presentan un patrón distintivo durante su etapa juvenil que se va perdiendo a medida que maduran. Aunque estas marcas no se parecen a las de una cabeza de cobre, confunden a las personas que identifican erróneamente a estas víboras juveniles inofensivas como cantiles.

Fotografía de Chesapeake Bay Program. Culebra ratonera

Figura 3: Fotografía de Chesapeake Bay Program. Culebra ratonera

Las culebras ratoneras pueden retener algunas marcas en su etapa adulta, a manera de manchas blancas sobre un fondo negro. Ambas culebras pueden trepar fácilmente en la vegetación, y visto en corte transversal, el cuerpo de las ratoneras muestra el abdomen plano y dorso redondeado, lo cual les ayuda a trepar árboles y otras estructuras. De manera general, las culebras ratoneras tienden a ser tranquilas y se mueven lentamente. A menudo doblan sus cuerpos a manera de una rama retorcida cuando se les encuentra en el bosque y estas serpientes suelen ser las que nos encontramos dentro de los graneros y garajes.

 

 

 

 

 

Figura 4: Fotografía de www.herpsofnc.org Culebra chirrionera

Figura 4: Fotografía de www.herpsofnc.org Culebra chirrionera

Las culebras chirrioneras son más animadas y temperamentales que las ratoneras. ¡No les agrada que las capturen! Al huir es normal que se se sacudan rápidamente para poder salir a máxima velocidad en la dirección opuesta, aparentemente flotando sobre el suelo debido a su velocidad y agilidad. En su etapa adulta son completamente negras con el vientre grisáceo y a diferencia de las ratoneras, su cuerpo es redondeado en corte transversal. Tienen ojos grandes y buena visión que les ayuda a cazar.

Vale la pena mencionar a las culebras pardas (brown snake), culebras listonadas orientales (Eastern garter snake) y a las serpientes de tierra (rough earthsnake). Es común encontrar culebras pardas y serpientes de tierra bajo piedras, rocas, troncos y otros desechos del jardín, donde se alimentan de lombrices de tierra, insectos de cuerpo blando y babosas. En promedio miden de 9 a 10 pulgadas de largo y frecuentemente no son mucho más grandes que una lombriz de buen tamaño. En este video se pueden ver las diferencias entre las culebras pardas y los cantiles.

Las culebras listonadas son serpientes hermosas a las que a menudo se les llama “serpientes de jardín” (“garden snakes”). No estoy segura si esto se debe a que frecuentemente se les encuentra en los jardines, o porque algunas personas dicen “garden” en vez de “garter”. El perro de mi mamá le avisa de manera rutinaria cuando encuentra serpientes listonadas en su jardín arbolado. En la región del Triángulo, estas serpientes tienen un patrón “a cuadros” y tres rayas horizontales de color amarillo verdoso a lo largo de su cuerpo, así como escamas labiales rayadas- a lo que yo llamo “boca de la Pesadilla antes de Navidad”.

Si bien no hay como evitar que alguna serpiente entre al jardín, hay cosas que podemos hacer para que los jardines sean menos atractivos para la vida silvestre. Si tiene un jardín arbolado y encuentra cantiles u otras serpientes debajo de la hojarasca y otros escombros del jardín, puede limpiar todo lo que ellas puedan percibir como un refugio (montones de vegetación muerta, hojarasca, madera amontonada, lonas y vegetación muy densa) y así estar tranquilo, sabiendo que la mayoría de los animales solo están de paso.

Figura 5: Fotografía de www.herpsofnc.org. Culebra listonada

Figura 5: Fotografía de www.herpsofnc.org. Culebra listonada

Si ha pasado tiempo en áreas de agua dulce en Carolina del Norte, es probable que haya encontrado serpientes dentro o alrededor del agua y/o que alguien le haya dicho que tenga cuidado con los mocasines o cantiles de agua (cottonmouths o bocas de algodón). “¡Cuidado- Atacan en el agua!” Crecí visitando un lago en el oeste de Carolina del Norte y mi tía siempre me advertía que tuviera cuidado con los mocasines. No fue hasta después de tener 20 años que aprendí que no hay cantiles de agua remotamente cerca de ese lugar. Lo que habíamos visto fueron serpientes norteñas de agua, que no son venenosas y son completamente inofensivas.

Los cantiles de agua viven en la llanura costera de NC. Habitan pantanos, canales y bordes de estanques, así como ríos y arroyos de flujo lento. Aunque es cierto que estas serpientes tienen un veneno muy tóxico, existen muchos mitos sobre su comportamiento hacia los humanos. No voy a detallar esos mitos aquí, pero recomiendo ampliamente ver este video tan entretenido sobre las creencias más comunes y equivocadas sobre los cantiles de agua. Estando en la región del Triángulo, exceptuando la parte oriental del condado de Wake, si encuentra una serpiente dentro o en el agua, puede suponer que está viendo una de las especies no venenosas de culebra acuática (culebra de agua de vientre rojo o pálido- red-bellied watersnake, culebra norteña de agua- Northern watersnake, o serpiente reina- queen snake). Incluso estando en la llanura costera, existen varias especies de serpientes asociadas con ambientes acuáticos que no son venenosas. Vale la pena mencionar que TODAS las serpientes pueden nadar y lo harán si es su mejor opción para escapar de una amenaza.

 

Espero que este artículo haya mejorado sus sentimientos hacia las serpientes y se sienta mejor sobre ellas, sin importar si haya comenzado a leer con horror o admiración. La naturaleza tiene muchas maravillas que ofrecer, incluyendo bichos y cosas que muchos consideran espeluznantes. El tener un poco de tolerancia y respeto hacia las serpientes es importante para asegurar su futuro, así como el de los ambientes en los que viven. El trabajo de Triangle Land Conservancy y otras organizaciones afines es posible gracias al apoyo de personas como usted.

Las distintas reservas naturales de Triangle Land Conservancy brindan amplias oportunidades para encontrar una variedad de serpientes. Si encuentra animales silvestres en nuestras reservas, ayúdenos a documentar su presencia a través de iNaturalist, eBird o HerpMapper. Estas aplicaciones basadas en la naturaleza son excelentes herramientas para a identificar especies de animales y plantas silvestres.

Si desea obtener más información sobre las serpientes en Carolina del Norte, visite el sitio web de Herps of NC mencionado a lo largo de este artículo.

 

Fuente: Blue Aster Studio  

Find a TLC Nature Preserve Near You
[wpgmza id="2"]
Share This

The Williamson trails are closed.

X